Acceder | Registrate
Buscador
Más visitados > Dinosaurios

Amargasaurus Casuei ver mapa

Si bien el Argentinosaurus Huinculensis era por lo menos cinco veces más grande, el Amargasaurus Cazuei representa uno de los hallazgos más importantes de los muchos que se han producido en la región.

Se trata de un saurópodo (animal herbívoro) encontrado en 1984 por el paleontólogo José Bonaparte del museo de Ciencias Naturales de Buenos Aires en el paraje Las Cortaderas sobre una formación geológica llamada La Amarga. El paraje de precordillera está ubicado a unos 80 kilómetros de la ciudad de Zapala.

amargasaurusAmargasaurus Cazuei.

El Amargasaurus, un animal que habría habitado la región hace unos 120 ó 130 millones de años, tenía la particularidad de presentar espinas en el lomo y en la cabeza, con las que se protegía del ataque de los grandes depredadores que lo doblaban en tamaño.

Es decir, era una suerte de puercoespín reptiliano y desde su hallazgo se transformó en el primer saurópodo con espinas del que se tenga registro.

La criatura habría medido entre 2 y 2,5 metros de alto y habría tenido entre seis y ocho metros de largo al llegar a la adultez.

Las espinas del lomo eran, en realidad, una prolongación de las vértebras cervicales; mientras que en el cráneo junto a un curioso orificio tenía cuatro espinas de protección. Las espinas del lomo medían alrededor de 80 centímetros de largo, un tamaño considerable si se tiene en cuenta la talla de este animal.

Diez años después del hallazgo de los huesos del primer Amargasaurus, Bonaparte repitió la expedición y encontró los fósiles de otra criatura de la misma especie. Los restos de los Amargasaurus están en exhibición en el museo Olsacher de Zapala, que depende de la dirección provincial de Minería de la provincia de Neuquén.

En 1999, en una campaña que se hizo en Picún Leufú (Neuquén), Bonaparte encontró los fósiles de un animal que guarda cierto parentezco con el Amargasaurus, aunque es un tanto más joven. Se lo bautizó, el Augustia Liguagüeño, que a diferencia del Amargasaurus en vez de espinas tenía una suerte de coraza en el lomo.

Bonaparte es el palentólogo más famoso de la Argentina y en Neuquén en particular descubrió las dos únicas especies de saurópodos espinosos y con coraza que se conocen hasta nuestros días.


Punto Sur

Sin comentarios... sé el primero!

Ingresá para comentar ésta nota.

Notas relacionadas

La Patagonia es un campo rico para la Paleontología Durante más de 100 millones de años los dinosaurios habitaron la tierra. La Patagonia es uno de los lugares más ricos en huellas de su existencia.
Alvaresaurios Calvoi El Alvaresaurio Calvoi es un dinosaurio aviano encontrado en las bardas de la ciudad de Neuquén. Los huesos y una réplica en tamaño natural se exhiben en el museo de la Universidad Nacional del Comahue.
Andesaurious Delgadoi El Andesaurious Delgadoi o "lagarto de los Andes" es una especie de titanosaurio (hervíboro) encontrado en la zona del Comahue. Sus fósiles están en exhibición en el museo de la Universidad Nacional del Comahue.
Argentinosaurus Huinculensis El argentinosaurus llegó a medir hasta 40 metros de longitud y vivió hace unos 65 millones de años (Cretácico Superior) en la zona de Plaza Huincul y Cutral Có, en la provincia de Neuquén.
Carnotaurus Sastrei El Toro Carnívoro (Carnotaurus) fue uno de los temibles depredadores del periódo Cretácico. Los fósiles de Carnotaurus se exhiben en el museo de Ciencias Naturales de Buenos Aires y en el museo Egidio Feruglio de Trelew.
Gigantosaurus Carolini El Giganotosaurus Carolini es el dinosaurio carnívoro más grande del mundo. Los huesos del dinosaurio, y una réplica tamaño natural hecha de resina, se exhiben en el museo municipal de Villa El Chocón.
Rebachisaurus Tessonei El Rebachisaurus Tessonei era un saurópodo que caminaba en cuatro patas y tenía el cuello largo y el tamaño oscilaba entre los 15 y los 17 metros y su peso se estima entre las 18 y las 20 toneladas.
Unenlagia Comahuensis El Unenlagia Comahuensises es un dinosaurio por demás curioso a nuestros ojos dado que era un reptil con plumas y extremidades que casi eran alas. Sus fósiles fueron encontrados por el paleontólogo Fernando Novas en el paraje El Portezuelo, en el límite entre Cutral Co y Zapala.
Ver todas las notas

Hoteles ver todos »

DESTINO
Hoteles | Viajes | Fotogalería | Legales | Contáctenos | Comercial
© Patagonia.com.ar 2017 | Todos los derechos reservados. | Creado por CUERDA CREATIVA